El Ropavejero

El Ropavejero

La hora de acostarse, en muchos casos, pudieron haberse visto envueltas por un halo de terror en la infancia de muchos de nosotros. Con tal de que dejáramos descansar a nuestros padres se crearon sinfín de historias aterradoras, como la de El Coco, o Ropavejero dependiendo del nombre que le den en sus países, es una de las figuras sombrías más arraigadas en la imaginación de todos.

¿Cuál es el origen de tan pintoresco personaje? Bueno, según la historia de miedo infantil el nombre real de este personaje fue Francisco Leona, anciano español que detestaba a los niños, y a la humanidad en general, y metía en un saco a los niños que se atrevían a cruzarse en su camino. La historia real de esta aterradora leyenda es existió también un hombre llamado Ortega, quien estaba enfermo de Tuberculosis a un nivel que ya la medicina no podía curar, contactó con este personaje pues la cura que le recomendara una curandera para tratar su mal era sangre de niños sanos…

Obviamente Leona, a pesar de que detestara a los niños no podía secuestrar sin más a ningún niño, así que buscó niños perdidos en la ciudad y su primera víctima fue un pequeño de siete años que se había alejado de sus padres. Cuenta la historia que esto ocurrió a mediado de 1910, una vez secuestrado el niño indicado Leona y su cómplice abrieron una herida profunda en la axila del pequeño y recogieron en un vaso la sangre que manaba de ella, además abrieron el abdomen del niño y consumieron sus entrañas, pues eso aumentaba la eficacia de la sangre. Y el resto es historia, el espíritu del Ropavejero vaga por las calles en la noche secuestrando a los niños que se alejan de sus padres o se portan mal.

Más cuentos en cuentos cortos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *